Ida y Pingala

Mientras que sushumna es el canal central por donde circula la energía espiritual, Ida y Pingala son los senderos de los dos aspectos basicos del prana.
Ida conduce la fuerza mental (manas shakti), y Pingala la fuerza vital (prana shakti). Son los dos polos de una misma energía,
Ida parte del lado izquierdo de muladhara chakra (area del perineo) y asciende en un movimiento serpenteante y semicircular, atravesando los chakras, pasa por la fosa nasal izquierda y termina en ajna chakra (centro del cerebro).
Pingala sigue el mismo camino, pero parte del lado derecho de muladhara, realizando movimientos de caduceo, se cruza con ida y sushumna en los chakras (swadisthana, manipura, anahata y vishuddhi) y siempre mantiene una posición opuesta a la de Ida.

A Ida se le denomina tambien chandra nadi (nadi lunar). Rige el funcionamiento del sistema nerviosos parasimpático, que es el encargado de regular los procesos internos del organismo; una especie de freno biológico que, entre otras funciones, relaja los músculos superficiales y disminuye la temperatura exterior del cuerpo.
A Pingala se le conoce como surya nadi (nadi solar) y complementa el trabajo de Ida. Está asociado al sistema nervioso simpatico, que juega el papel de acelerador, preparando al organismo para la interacción con el mundo exterior. Pingala energetiza todo el cuerpo y exterioriza la consciencia. Por medio del sistema nervioso simpático activa el ritmo cardiaco, y aumenta la tensión muscular y la temperatura corporal.

Debido a su conexión con las fosas nasales, Ida y Pingala regulan toda la actividad cuerpo-mente. Las fosas nasales tienen un funcionamiento cíclico, de forma que, normalmente, predomina la respiración de una de ellas. En las personas que están equilibradas, la respiración va cambiando a lo largo del día de una a otra fosa, en periodos de una a dos horas. Esta alternancia crea armonía en todos los sistemas. Si la respiración es mas intensa en la fosa izquierda, es Ida, la fuerza mental, la que está activada, si es la derecha Pingala, la fuerza vital es la que está predominando.

Los nadis y las fosas nasales tambien están conectadas con los hemifesrios cerebrales. La fosa izquierda (Ida) esta ligada al hemisferio derecho que es el responsable de la orientación en el espacio, la percepción psíquica, la intuición, la creatividad, la sensibilidad artística, etc. La fosa derecha (Pingala) está vinculada con el hemisferio izquierdo que se encarga del anáisis lógico y matemático: la mente racional. Cada nadi proporciona energía al hemisferio asociado, por esta causa la actividad cerebral se ve condicionada por el flujo de los nadis y la respiración nasal.
« Previous
 
Next »
 

1 comentarios :

Gracias por tu información, me ha sido de gran ayuda, pues necesitaba saber algo más acerca de estos canales de energía. Está muy bien explicado.